El ritual infaltable, la limpieza del rostro

La limpieza de nuestro cutis es un hábito primordial para tener un rostro joven y lleno de vida.

 

 

Esto se debe a que cada vez que lo limpiamos retiramos las impurezas tanto del maquillaje como de la contaminación que se encuentra en el medio ambiente.  De esta forma los ostium foliculares (poros) respiran libremente pues no hay nada que los obstruya, dando a la piel un aspecto saludable.

Incluso si no se usa maquillaje también se debe limpiar el rostro pues la piel produce normalmente transpiración y oleosidad, y al estar expuesta a agentes externos como la